martes, 31 de mayo de 2011

“Si la confusión en el barco es por no saber enfrentar la tormenta, será mejor que el barco decida el rumbo. Levar anclas, y con el espíritu en calma, habitar en el carajo, hasta que la ira del mar quede satisfecha”

El barco y la ira del mar
Si bien no todo mar es turbulento convengamos que sólo su furia puede elevarnos al carajo.
Únicamente el instinto de supervivencia nos elevara lo suficiente para poder ver, en la oscuridad de la tormenta, una nueva realidad.

jueves, 26 de mayo de 2011

“Deberíamos abandonar toda pretensión de ser lo que imaginamos, para ser lo que en realidad somos: Ningún olivo, aunque se esfuerce, dará nueces como frutos”

 El árbol y el fruto
Hemos entregado tanto tiempo de lucha   desesperada, intentando ser conforme a las normas sociales.
Abandonando deseos: tiernos e inofensivos deseos de hacer lo que nos gusta. Para ser como todos, y lograr que nos acepten.

jueves, 19 de mayo de 2011